Arantxa Iturbe: “Agurtzane Intxaurragak jantzi zuen Koadernoa zuri; nik berriro biluztu dut”

Koadernoa zuri antzerki obra taulatik liburura ekarri du Arantxa Iturbek. Tere Beloki eta Nekane Peñagarikano kazetariak, behin behar eta, Arantxa Iturberekin hizketan.

Alderantzizko bidea kanpoko ahots bati erantzunda?

Xabier Mendigurenek proposatu zidanean antzerki lanak argitaratzea, bere horretan baino experimentua egingo nukeela esan nion: azkeneko lana hartu eta irakurtzeko moldatu.

Liburua, zeureago?

Neureago, bai. Hitzak dira nire. Oholtza gaineko mundua Agurtzane Intxaurragarena da. Hitzak berberak izan arren, liburuan irakurle bakoitzak eraiki behar du bere mundua. Ez al da zoragarria literatura?

“Dena da nirea, beste batzuk hobeto idazten dute nirea askotan”. Begoñak esandakoa, Arantxa Iturbek edo Anne Sextonek?

Ez al zaizue gertatzen? Egunik egozentrikoenetan esaten duzu: neuk esan behar nuena kontatu du, lapurtu egin dit, inbiriaz. Denborarekin poztu egiten nau beste buru batzuk nirea bezalatsu funtzionatzen dutela jakiteak. Bakarrik ez sentitzeko beste modu bat. (Irakurri +)

Tom Schamp: “Parece que mi cerebro se niega a hacer una separación clara entre adultos y niños”

libromasdivertidoLa editorial Maeva, colección Young, ha publicado el libro El libro más divertido del mundo de Tom Schamp. En este fabuloso libro ilustrado, Tom Schamp te lleva de viaje por un fantástico mundo lleno de colores. Junto a Otto y otros personajes como el Tío Darío, el doctor Topón o el profesor Zorrilla, descubrirás  casas  curiosas,  frutas  exquisitas,  barcos increíbles, instrumentos musicales de todo el mundo, plantas exóticas y muchísimo, muchísimo, más.

La editora del libro le ha hecho la siguiente entrevista:

¿Cómo y cuándo empezaste en El libro más divertido del mundo

Empecé a trabajar en él en 2014 mientras trabajaba a la vez en muchos otros proyectos para adultos y para niños.

En realidad, un buen día mi editora Sofie (también llamada “Dora la Editora”, o Edith & Dora, como la llamo, de forma un tanto esquizofrénica, en la introducción del libro original) entró en nuestro espacio de trabajo a por otro libro, y cuando vio mi forma de trabajar, con objetos de todo tipo agrupados en colecciones, sugirió que podía convertirlo en una enciclopedia, como si fuera uno de esos “readymade” de Marcel Duchamp. Es peliagudo proponerme algo tan arriesgado, porque yo siempre estoy dispuesto a empezar nuevos proyectos, pero a mi cerebro le cuesta hacerse a la idea del tiempo que me llevará… Así que preparé algunos archivos de muestra para la feria de Frankfurt en otoño de 2015 con todo muy bien organizado en categorías (como se supone que debería estar un diccionario para niños). Pero para cuando volví a ponerme con el proyecto en verano de 2016, parecía haberme convertido en otra persona. Quería que fuera más divertido, más caótico, quizá para reflejar cómo me sentía en ese momento. Pasé de Hergé a Franquin (para seguir con comparaciones con autores francobelgas). Y durante seis meses me zambullí en este proyecto tan utópico, intentando recoger todos los aspectos de la vida cotidiana en un solo libro… (Irakurri +)