La nao San Juan pone rumbo a Ternua de la mano de Sergio Pereira

sergio_pereiraSergio Pereira (Pasaia, 1979) presenta su segunda novela, El hijo del capitán (Ttarttalo). Pasaia, el ballenero San Juan y las costas de Ternua son el marco de las aventuras de un variopinto grupo de personajes allá por el siglo XVI.

¿Con qué se va a encontrar el lector en el El hijo del capitán?

El hijo del capitán es una novela histórica y de aventuras ambientada en el siglo XVI entre Pasaia y Terranova, y que trata sobre la industria ballenera y naval del momento. Así pues, el lector se va a topar con diversos datos y curiosas anécdotas históricas, así como con una ambientación y un contexto histórico fiel. Con todo ello se entremezcla la aventura, la intriga y las historias personales de cada personaje, que dan ritmo a la narración, convirtiendo el conjunto final en un relato interesante, ágil y entretenido. O eso espero, al menos. 

¿Cómo ha sido el trabajo de hacer navegar de nuevo a la San Juan?

Pues no ha sido fácil, la verdad. Aunque hoy en día comienzan a darse a conocer muchos datos sobre la industria ballenera y naval de la época, y en especial sobre la nao San Juan, aún no son muchas las fuentes, y las que había hasta hace no mucho no son del todo fiables. De todas maneras, se conocen abundantes datos sobre su construcción, los materiales que hicieron falta, las medidas, quienes eran sus propietarios, cómo se financiaban las empresas balleneras… etc. Pero, como es normal, de los sesenta marinos que formaban su tripulación, gente analfabeta y sin relevancia histórica pero que eran realmente los que hacían navegar a la San Juan, se sabe bien poco – por no decir nada -, por lo que este ha sido mi gran reto; basándome en la documentación sobre la época, imaginar y crear a esos marinos con el mayor realismo posible, dentro de la ficción.

La obra recrea la vida a bordo del ballenero y también muestra una Pasaia bajo la tutela de Hondarribia y Donostia. ¿Ha sido complicada la labor de documentación?

Más complicada aún que la referente a los balleneros de la época o a la propia San Juan. En momentos he llegado a pensar que Pasaia ha estado borrada de la historia durante mucho tiempo. Los datos que las fuentes aportan son pocos y confusos. A parte de las indispensables obras de David Zapirain Karrika y Iago Irixola Cortés, de un interés primordial para todo al que le interese la historia de Pasaia, no he conseguido encontrar mucho más. A todo esto también debo añadir que se trata de una época muy lejana, casi remota si miramos atrás desde nuestro mundo cibernauta, y que supongo normal que la documentación sea escasa, más compleja y requiera ser contrastada con mayor rigor.

El buque reúne a una variopinta tripulación de personajes cuyas historias se entremezclan con propósitos a menudo muy diferentes.

Sí, así es. Creo que entre todos ellos forman un mosaico muy colorido que hace la novela más amena e interesante. Así, entre todos ellos, el lector puede situarse en diferentes puntos de vista y opiniones, a la vez que dan pie a contar otras historias que no tienen porqué estar estrictamente unidas a la nao San Juan. Joanes, y la relación con su padre, el orgullosos capitán Darieta, son el hilo conductor de esta aventura, pero también tienen una gran relevancia el mercenario conocido como El leonés, que al igual que el grumete Joanes embarca por primera vez, y que oculta oscuras intenciones; dos primos de Fuenterrabía que viven a salto de mata y a los que parece seguirles el infortunio; un capellán, ex nuncio del Santo Oficio, dispuesto a aplicar mano dura entre la tripulación y a evangelizar a los nativos de Ternua; un nativo de la tribu mi´kmaq que lucha por sacar adelante a su pequeño clan y que se muestra preocupado por el futuro… Todos ellos forman “El hijo del capitán”.

Joanes, el hijo del capitán Darieta, sigue teniendo 11 años. ¿Se ha planteado la posibilidad de retomar en el futuro este tema?

Sí, es una posibilidad. Primero habría que ver qué tal recibe el público esta primera, pero esa opción está ahí, al menos en mi cabeza. Si todo fuera bien incluso serían dos novelas más las que complementarían con esta primera.  El hilo conductor serían los progresos que la saga de los Darieta va consiguiendo en sus humildes ambiciones; ser propietarios de sus propias embarcaciones. El protagonista principal, sin duda alguna sería Joanes, aquel grumete de 11 años que embarcó en la San Juan por primera vez en su vida, y al que veríamos crecer, madurar e ir ascendiendo en la jerarquía marinera, primero como marinero y después como guardián, contramaestre y, finalmente, incluso sustituyendo a su padre como capitán. Pero no les será fácil, ni mucho menos. Se acercan tiempos convulsos que harán que sus sueños se vean amenazados: Comienza la guerra de Flandes y también con Inglaterra; una terrible plaga de peste asola Pasaia; la inquisición incrementa sus actividades en la costa guipuzcoana; los conflictos con Donostia se intensifican, habiendo incluso altercados con víctimas mortales; comienza la conquista del Canadá por parte de los franceses y la exterminación de los pueblos nativos; y, finalmente, empieza el inevitable declive de los grandes grupos de ballenas en Ternua debido a la caza masiva… En definitiva, tendrán que enfrentarse al final de su modo de vida, de su mundo… Creo que aún queda mucho que contar.

 

 

Partekatu albiste hau: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Antzeko Albisteak

Iruzkin bat egin