Dolores Redondo: “He encontrado criaturas que yo creía propias del Baztan en Luisiana”

La cara norte del corazón, publicada por Destino, es la precuela de la célebre “trilogía del Baztan”. Protagonizada por Amaia Salazar, una vieja conocida de los miles de lectores de la donostiarra Dolores Redondo, esta historia transcurre en el Nueva Orleans del huracán Katrina. Allí, en una ciudad inundada y prácticamente incomunicada, participa en una investigación dirigida a atrapar a “El compositor”, un asesino que actúa durante las grandes catástrofes naturales.

En La cara norte del corazón los lectores se reencuentran con Amaia Salazar, y descubrirán una parte de su pasado.
Sí, era una deuda pendiente con los lectores, algo que me apetecía mucho contar, que no tuvo cabida en la trilogía y que toca contar ahora. Tiene que ver con el momento en el que Amaia sale definitivamente de Elizondo.

A Amaia Salazar la ha fortalecido el dolor.
Sí, una de las cosas más particulares de Amaia y por las que gusta tanto, y no solo aquí, es que ella es una víctima; y cuando una ha sufrido tanto en la infancia tiene serias dificultades para superar el hecho traumático, pero Amaia se empodera en su dolor, en su miedo, y lo usa como un arma para proteger a las víctimas y perseguir a los asesinos.

Pantanos, la cultura cajún, la magia negra, la música… Imagino que son muchas las razones por las que ambientar una historia en Nueva Orleans debe de ser gratificante.
Si, la documentación fue maravillosa. Cuando fui a Nueva Orleans, me quedé enamorada de esa ciudad y de la fuerza que tienen para resurgir. Previamente, ya había establecido las similitudes entre conceptos antropológicos de aquí y de allí. Se trata de coincidencias que tienen lógica porque los miedos del ser humano son similares en todo el mundo. Así que ha sido muy especial encontrarme criaturas que yo creía solo propias de Baztan, de la mitología pirenaica, en los pantanos de Luisiana.

Ha ideado una investigación en la que los personajes trabajan “con las manos atadas”.
Sí, el propio escenario hace que haya elementos distintos. En la primera parte los escenarios son más frecuentes, habituales de la novela policiaca: despachos, escenas del crimen…, pero luego hay una segunda parte con un escenario poco habitual, ya que la investigación se lleva a cabo sin las herramientas tecnológicas que hay en la actualidad. No en vano, la investigación se sitúa en
una ciudad inundada en el 80%, sin ningún tipo de comunicación a excepción de una pocas líneas telefónicas fijas, sin luz…, y ahí la investigación se vuelve intuitiva.

La novela también encierra una denuncia.
Sí, el huracán Katrina me sirve para hacer una denuncia, algo inherente a toda novela negra, de lo que allí ocurrió, que no fue un huracán, sino un abandono de la administración, de una parte de la población que consideran de segunda, y los dejaron morir.

Partekatu albiste hau: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Antzeko Albisteak

Iruzkin bat egin