Begoña Pro presenta “Bajo las cenizas de la Navarrería” a través de una ruta por el Casco Antiguo de Iruñea

Begoña Pro Uriarte presentó el sábado, a través de una ruta histórico-literaria que guio por el Casco Antiguo de Iruñea, su último libro, Bajo las cenizas de la Navarrería, publicado por Txertoa.

Se trata de una novela histórica cuyos protagonistas son los desterrados tras la derrota de la Guerra de la Navarrería, en 1276, que no ven el día de regresar a Navarra para recuperar la posición que les fue arrebatada.

Durante la visita, Pro situó sobre el terreno los vestigios de aquella Pamplona dividida entre los burgos de la Navarrería, San Nicolás y San Cernin, irreconciliables entre sí, y, además, tablero sobre el que jugaban una de sus partidas los reyes de Francia, Castilla y Aragón, cada uno en defensa de sus propios intereses.

Una visita al Casco Viejo de Pamplona con una guía de lujo y explicaciones de lujo, que permitieron que incluso quienes mejor conocen la ciudad miraran con ojos renovados espacios como la belena de San Cernin, la rúa de los Peregrinos o el portal de Francia. Y, por supuesto, que dejó a todos y todas con ganas de leer Bajo las cenizas de la Navarrería.

 

Arranque de la visita, junto a la librería elkar de la calle Comedias.

   

Ante la iglesia de San Nicolás.

3. En la Plaza del Castillo, uno de los límites de la población de San Nicolás.

 
 

En la Plaza del Castillo, camino de la Plaza del Ayuntamiento.

 

En las inmediaciones de la Plaza del Ayuntamiento se encontraba el límite entre los burgos de San Nicolás, San Cernin y la Navarrería. La ubicación del actual edificio consistorial no es casual.

   

En la belena de San Cernin, donde se conservan vestigios de la antigua muralla que protegía el burgo…

 

… y también proyectiles de los que se arrojaban entre sí los burgos de Pamplona.

   

En la Navarrería, “la ciudad”, que quedó arrasada en la guerra de 1276.

Ante la emblemática fuente.

 

Al fondo, el Portal de Francia, por donde García Almoravid y los suyos huyeron, dejando a la Navarrería a merced de las tropas francesas.

 

La catedral, que, si no totalmente destruida, sufrió importantes daños y fue saqueada en 1276.

 

Sobre las murallas, en las inmediaciones de la Posada del Caballo Blanco.

 

Al final hubo ocasión incluso de que la autora firmara ejemplares de Bajo las cenizas de la Navarrería

Más fotografías

Partekatu albiste hau: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Antzeko Albisteak

Iruzkin bat egin